Translate

Páginas vistas en total

lunes, 19 de abril de 2010

El caso Bretón

El caso Bretón sigue corriendo. A medida que investigo sobre el asunto surgen evidencias de su probable inocencia, o simplemente cosas que no cuadran. En alguna publicación se le exhibió como "violador". (Se le está acusando de otro delito, menos grave que la violación, pero se le exhibe públicamente por un delito que no cometió y el cual es más grave). De ahí a pedir su linchamiento, sobretodo tratándose de una menor, hay sólo un paso. El problema es que la víctima, después de pasar por el examen médico-pericial, sigue siendo virgen. Entonces ¿de qué se trata todo este asunto? Si Jaime la libra, aunque se pasó un muy mal rato en la prisión, podrá ver que tuvo algo más que unos tres amigos y darse cuenta de la gran cantidad de amigos que tiene. Y, los ajedrecistas no somos "los demonios del Edén". Tal vez en la Historia haya algún caso sonado, como el de Lewis Carroll, el autor de "Alicia en el País de las Maravillas" y de "Alicia en el País de los Espejos". Pero no es la norma, es la excepción. Otra cosa que no cuadra es que, el que es degenerado lo es con cuanta víctima tiene a su alcance. Y, por ahora, sólo ha habido una persona que lo ha denunciado. En verdad es monstruoso que un adulto abuse sexualmente de una menor. Pero también lo es la calumnia. Sobretodo si se trata de una "cacería de brujas" para deshacerse de rivales políticos incómodos. O de una simple venganza pesonal. ¿Se imaginan?Cualquier día "Le caemos gordos" a alguien y nos fabrican un delito "a modo". Aunque la libremos, estarán la angustia, la desesperación y el coraje. Y las pérdidas económicas. Hoy se cumplieron las 72 horas de este caso. El problema de la calumnia es "que algo queda". Es como un veneno que se mete en la sangre y corre por todas las venas. Veremos mañana qué resolvió el Juez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario