Translate

Páginas vistas en total

miércoles, 5 de junio de 2013

¿Cárcel a los defensores del predio de La Joyita?

Hoy anduve transitando por el Centro de Xalapa. Y me dije: debería traer la cámara, para registrar la protesta del día de hoy. Porque, frente a Palacio de Gobierno, siempre hay una o varias manifestaciones. Así, siempre tendría materia para hacer una entrada en este blog. Como no traía la cámara, me limité a tomar una fotografía con mi modesto teléfono móvil.

Esta vez, la protesta no fue al frente, sino a un costado del edificio gubernamental. Se trataba de un grupo de defensores del predio llamado La Joyita, el cual, dado que la Revolución Mexicana de 1910 no suprimió la propiedad privada, pertenece a la familia Fernández Garibay.
Legalmente, esta familia, tiene derecho a disponer de este predio e incluso a enajenarlo (es decir, venderlo). El problema es que se trata de un predio bastante grande; es un bosque y, por consiguiente, un hábitat natural de muchas especies animales y vegetales, tales como la cotorra guayabera, una especie de periquitos de color verde, que surcan (aún) el cielo en parvadas. También constituye una de las pocas áreas verdes de Xalapa. Lo deseable es que el Gobierno del Estado se lo compre a esta familia, sin recurrir al recurso extremo de la expropiación. Pero entre los ideales y la realidad, a menudo media un abismo de dificultades.
Por la información que pude recabar, desde el año 2007, diversas organizaciones ciudadanas de Xalapa han demandado la expropiación de este predio, fundamentándose en el artículo octavo de la Constitución Política del Estado de Veracruz, el cual dice: "Los habitantes del Estado tienen derecho a vivir y crecer en un ambiente saludable y  equilibrado. Las autoridades desarrollarán planes y programas destinados a la preservación, aprovechamiento racional y mejoramiento de los recursos naturales, de la flora y la fauna existentes en su territorio, así como para la prevención y combate a la contaminación ambiental. Las personas serán igualmente responsables en la preservación, restauración, y equilibrio del ambiente, disponiendo para tal efecto del ejercicio de la acción popular ante la autoridad competente, para que atienda la problemática relativa a esta materia".
Y, hablando de artículos octavos constitucionales, el de la Federación dice que las autoridades tienen la obligación de atender los asuntos que le planteen los ciudadanos y responderlos en un tiempo razonable.
También tengo entendido que el Gobierno del Estado ya habló con los dueños del predio, pero la cantidad que requieren es considerable. Y eso tal vez explica la actitud un tanto desentendida de las autoridades. Lo ideal sería se que aunaran a los recursos estatales, la gestión de otros de nivel federal y municipal, así como de la Iniciativa Privada, a fin de que se pudiera adquirir el predio sin lesionar los intereses de la familia Fernández Garibay. Se me ocurre que una campaña de captación de fondos financieros podría apoyar al Gobierno del Estado de Veracruz a resolver este problema de tal forma que todas las partes involucradas obtengan un provecho: los propietarios del predio, conservar su patrimonio; los tres niveles de gobierno, resolver un problema; la ciudadanía, conservar un "pulmón" para la ciudad y, las demás especies animales y vegetales, conservar su hábitat. En vez de una campaña de confrontación, otra de entendimiento: una fuerte aportación del gobierno federal, otra del estatal. Una más del H. Ayuntamiento de Xalapa, uno que otro donativo fuerte de algún empresario prominente, digamos, Carlos Slim o alguien de apellido Chedrahui. Varios donativos no tan grandes de pequeños y medianos empresarios y muchos pequeños donativos del ciudadano que no tiene tantos recursos económicos, pero forma una gran mayoría de la población. Y, seguramente, se obtendría la cantidad.
Pero el asunto no va por ahí. Los defensores del predio, exigen la expropiación, la cual implicaría desposeer a la familia pagando un valor inferior al comercial. Como respuesta, la familia ha planteado una demanda en contra de miembros del Comité Ciudadano en Defensa de La  Joyita y del Medio Ambiente A.C.; los distintos órdenes de Gobierno, al decir de los manifestantes, "han actuado con opacidad, indiferencia y lentitud ante la petición ciudadana de expropiación del Bosque La Joyita".
La verdad es que si este predio se vende a una empresa no socialmente responsable o hipocritamente responsable, y los nuevos dueños se dedican a tirar árboles, construir fraccionamientos, estacionamientos y centros comerciales, el hábitat biológico se va a ir al desastre. Hay que tener algo de sensatez. No todo es dinero. O, de hecho, sí lo es: reparar el daño ecológico, en caso de que este predio se destruya, va tener un costo mucho mayor al que ahora se aplicaría para adquirirlo con idea de preservarlo. Es como el agua potable: ni en Xalapa ni en las poblaciones aledañas se ha construido una planta potabilizadora de aguas residuales, porque se estima que es muy costosa. El problema es que ya casi no nos queda un solo río con aguas potables, y tenemos que estar disputando nuestra agua a comunidades de estados vecinos, las que, en épocas de calor, cierran las llaves del suministro.
Entiendo que las autoridades se estén tomando su tiempo para pensarlo bien, buscar los apoyos legales y captar los recursos para resolver el problema de la manera más satisfactoria. Ojalá así sea. Con esta entrada he tratado de aportar mi granito de arena para solucionar el problema. Hablando se entiende la gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario