Translate

Páginas vistas en total

lunes, 16 de marzo de 2015

¡Viva la libertad! (de acallar a los incómodos)

En mi entrada anterior, hablé de música, sexo, violencia y drogas. http://ecdajedrez.blogspot.mx/2015/03/la-musica-las-drogas-las-armas-el-sexo.html

Le hice un abstract y lo envié como boletín de prensa a varios medios. La verdad, no le estaba tirando a ningún político, sino a algunos particulares (o, cuando mucho, autoridades culturales de poca monta) que pretenden borrar mi logro de haber compuesto, producido y llevado a escena la primera ópera veracruzana del 2000 d.C. Más, al parecer, no lo van a publicar porque me parece que dicen que es "muy agresivo". Quiero aclarar que yo soy un ser sensible, un artista. El que es agresivo es mi entorno y por eso ya tiene un buen tiempo que no puedo hacer composiciones como "Reencuentro".   https://www.youtube.com/watch?v=HykjjOvJ4sg
No cabe duda de que, además de vivir tiempos violentos, la censura se ciñe sobre los medios de comunicación, como en la época dorada de Stalin y de Hitler. Para muestra, sólo basta un botón:

"México, D.F. MVS Radio dio por terminada su relación de trabajo con la periodista Carmen Aristegui Flores e informó que la empresa no aceptó el ultimato de la conductora que fijó como condición para resolver el problema 'que enfrentamos': la reinstalación de Irving Huerta y Daniel Lizárraga, éste último coordinador de la Unidad de Investigaciones Especiales, quienes fueron separados de la empresa el pasado jueves.
En un comunicado en su portal, la empresa informó de la terminación de su relación de trabajo con Aristegui, y subrayó que 'los colaboradores fueron separados de sus cargos por haber comprometido el nombre de MVS, sin contar con facultades para ello y sin haberlo consultado previamente con la administración'.". (La Jornada, domingo 15 de marzo a las 21:56 hrs). http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/03/15/mvs-da-por-terminada-la-relacion-laboral-con-aristegui-7256.html
¡Qué Dios nos agarre confesados! Es un lugar común que cuanto más se restringe la libertad de expresión, más absoluto es el poder de quien la restringe; y, también se sabe que el poder corrompe; y, que el poder absoluto corrompe absolutamente. Es decir, donde el poder se ve obligado a cancelar la libertad de expresión, es porque tiene muchos asuntos inconfesables y quiere que permanezcan ignorados por la opinión pública. Y eso no es sano. Claro que "a la mexicana" nunca es el poder el que restringe la libertad de expresión, sino "unos particulares"; cómo, en este caso, la empresa MVS (qué quien sabe qué amenazas y/o sobornos recibió para cancelar el contrato de su conductora estrella).

No hay comentarios:

Publicar un comentario