Translate

Páginas vistas en total

miércoles, 20 de julio de 2016

¡Auxilio! ¡Las burocracias quieren asesinar a mi nieto!

-->
Carta que envío al Embajador de México en China, con una petición urgente: Sr Julián Ventura Valero y/o a quien corresponda
Embajada de México en China.

El que ésta suscribe, Francisco Santiago Emilio González Christen, con domicilio legal para recibir (omitido en redes sociales por razones de seguridad)  Licenciado en Derecho con Cédula profesional número 3252998 expedida por la SEP con número de registro único 165196 del Sistema Computarizado para el Registro de Profesionales del Derecho ante los órganos jurisdiccionales, me dirijo a usted de la manera más atenta y respetuosa para solicitarle que se le otorgue visa por razones humanitarias a la señorita Maozhu Wang, novia de mi hijo y de quien está embarazada y con quien planea casarse.
Razón por la cual hemos tramitado ya un acta de soltería de mi hijo el joven Francisco González Ramírez, misma que se ha cotejado en el Registro Civil de Xalapa, Veracruz, México, ciudad donde nació, la hemos legalizado tanto en la SEGOB del Gobierno del Estado de Veracruz como en la SEGOB Federal y en la delegación de la SRE del Estado de Veracruz con sede en Xalapa y los hemos traducido ante un perito reconocido y registrado ante las autoridades competentes en la materia. No hemos podido hacer más debido a la lentitud de estos procedimientos, que nos tomaron al menos una semana de trámites en las ciudades de México y de Xalapa. Y no le puedo mostrar copia de los documentos originales porque van físicamente en camino a la ciudad de Beijing, China por DHL y llegarán el día 22 de julio del presente año.
El asunto es que mi hijo ha terminado sus relaciones de trabajo con la universidad de Chong Qing y tiene que emprender el regreso a México el día 3 de agosto del presente año. Pero ha encontrado innumerables trabas para casarse y, sobre todo, para obtener la visa para su futura esposa, la señorita Maozhu Wang. ¿Qué implicaciones tiene esto? Como mi futuro nieto surgió por una falla en el control de la natalidad de mi hijo y su pareja, fue concebido antes de casarse y obtener un permiso del Gobierno de China para concebirlo. Además, la visa se le ha negado a Maozhu Wang por ser pobre, por no contar con tarjeta bancaria o por disponer de poco dinero ella y mi hijo, lo cual ya es un acto de discriminación por su condición social. Además, considero que viola lo dispuesto por algunos artículos de la Constitución Mexicana tales como el 1º, el 4º, el 11º y, por ende, el 14, el 16 , el 22 y el 29 (en lo que se refiere al principio de legalidad), así como todos los artículos relativos a Derechos Humanos de todos los tratados internacionales que ha firmado México.
El asunto es que si mi hijo tiene que regresarse a México sin la compañía de la madre de su hijo, la suerte para mi nieto tiene dos opciones: a) ser abortado (con el riesgo de que su madre también pierda la vida en esta peligrosa operación, debido al avance de su embarazo) b) Nacer como un paria sin derecho a nombre ni identidad, cosa que es inadmisible para el Derecho Mexicano.
El futuro hijo de Maozhu Wang también tiene genes mexicanos, por lo que considero que el Estado Mexicano tiene la obligación de protegerlo. Razón por la cual le solicito que URGENTEMENTE se le otorgue una visa para residir en México a Maozhu Wang, con quien se casará, sea en México, sea en China. Mi esposa y yo nos podemos hacer cargo de su manutención, de la de mi nieto y la de mi hijo en tanto consiguen trabajo en nuestro país. Nostros somos personas solventes, con capacidad para darle un empleo a Maozhu Wang o atender su manutención. No hay más razón para negarle la visa que la indiferencia burocrática y el desprecio a los derechos humanos, a la vida y a la integración familiar. Disculpe usted el tono, pero la situación ya es desesperante y urgente.
Atentamente, Licenciado Francisco Santiago Emilio González Christen

1 comentario:

  1. Mi hijo y Maozhu se casaron. Ella obtuvo la visa mexicana y estoy muy agradecido con la embajada mexicana que rectificó y los atendió como Dios manda. Estuvieron a la altura de nuestro derecho internacional, esa diplomacia que ha llenado de orgullo a los mexicanos. Gracias.

    ResponderEliminar