Translate

Páginas vistas en total

martes, 12 de agosto de 2014

Una noche de estreno y debut.

En nuestra organización, estamos en una fase de espera, en lo que otros hacen su parte para adecuar nuestro espacio y reiniciar labores en el nuevo Centro de Artes Katarsis. Por mi parte, tuve que reparar mi equipo de sonido. Constantemente sufre desperfectos y me cuesta mucho trabajo creer que no es obra de algún competidor envidioso y mediocre, pero con suficientes conocimientos de tecnología para hacerme estos daños. Tengo que pensar en positivo y creer que es solamente la caducidad inducida acelerada de la mercadotecnia moderna. La verdad es que tengo ya décadas viviendo con los desperfectos a mi equipo de grabación y procesamiento de audio. Concretamente, estoy pasando en limpio Las eternas despedidas tocadas por Raúl Ladrón de Guevara en el Aula Clavijero el primero de agosto de 1979. Aquí está, por fin: https://soundcloud.com/frankgyon/despedidas
Fue el primer concierto de música contemporánea que organicé, y, por consiguiente, fue mi debut como productor, gestor y/o promotor cultural. Lo hice sin mayor conocimiento de causa que los consejos que me dieron Raúl Ladrón de Guevara y Manuel de Elías. Para los amantes de la Historia de la Música Veracruzana, este concierto considero que tuvo un valor agregado: entre los oboístas estaban Roland Dufrane y su hijo Bernardo. Los pianistas fueron Raúl Ladrón de Guevara y Roberto Lira. Al clarinete estuvo Thomas Phillips, los violinistas eran Duan Cochran y Jane C. Kimmes; viola: Connie Lorber; cello, Jiri Bunata y trombón Stanislau Pierozek. Los compositores que presentamos obra, fuimos  Francisco González Christen,  Raúl Ladrón de Guevara, Manuel de Elías, Rafael Palacios Quiróz y Eugenio Slezyak. Fue una noche de debuts, pues Slezyak iniciaba actividades en Xalapa, en tanto que Rafael Palacios, quien aún era un estudiante, debutó como compositor. Este concierto formó parte de la celebración de los primeros cincuenta años de la Orquesta Sinfónica de Xalapa. Considero que el nivel de calidad fue muy alto.
El problema con la grabación que ahora ofrezco, como prometí en una entrada anterior, es que fue grabada con una grabadora setentera y casera. Tiene mucho gis (ruido blanco) y no puedo eliminarlo sin afectar la calidad de la grabación. Al menos no con mi equipo y conocimientos actuales. Más, a quien le interese el testimonio, creo que será suficiente. Si en aquel entonces hubiese podido contar con el equipo moderno, tengan la seguridad de que lo habría empleado. Las obras que se presentaron, como puede verse en el programa cuya imagen acompaña a este artículo, fueron: Las eternas despedidas, para piano, estreno mundial; Sonata para oboe o clarinete y piano de Raúl Ladrón de Guevara, editada por la Universidad Veracruzana. Raúl ya había estrenado la versión para oboe y piano. Esta vez se estrenó la versión para clarinete. Seguramente se estrenó en Xalapa Sine Nomine del Maestro Manuel de Elías, un quinteto del año 1975, atonal con estructura propia. Manuel de Elías es uno de los compositores mexicanos post nacionalistas más destacados y su presencia contribuyó a poner el listón muy arriba. Índices de Rafael Palacios, para oboe solo, era una composición determinista-indeterminista, muy al estilo de la escuela de Manuel Enríquez en ese momento.
 Rafael recibió una cerrada ovación al terminar su participación y no era para menos; aunque, si mal no recuerdo, quien la tocó, por alguna razón, fue Bernardo Dufrane, el hijo de Roland. Aún recuerdo que, en vez del tradicional frak, o, al menos, un smoking, Bernardo tocó vestido con la camisa del servicio militar. A pesar del éxito obtenido, Rafael prefirió desarrollarse como oboísta y no como compositor. Me parece que fue una decisión acertada, si tomamos en cuenta su trayectoria como ejecutante, la cual, en aquella época, era una moneda al aire: Rafael era aún un estudiante y podía tomar cualquier camino. La armonía le costaba grandes sufrimientos, aunque la dominaba. en cambio, el oboe parecía su lengua materna. Finalmente, recién desempacado de Polonia y como alguien que despertaba mucha curiosidad, el maestro Eugenio Slezyak estrenó en México Diálogos, una pieza de teatro instrumental muy divertida, en la que las técnicas extendidas estaban a la orden del día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario