Translate

Páginas vistas en total

domingo, 21 de febrero de 2016

Sigue la pesadilla electorera

Trump, si bien manifestó querer hacer las paces con el Papa Francisco, no entendió las lecciones de la Historia que le sugerí leer. Persiste en su política racista. Yo no pienso pagar su muro. Pero no todo lo que ocurre en el vecino país del norte es tan malo: el clan Bush sufrió un severo revés en Carolina del Sur; de tal magnitud, que con lágrimas en los ojos Jeb tuvo que retirarse de la contienda por la presidencia de La Casa Blanca. Y es que nuestros "primos" del norte no son tan tontos y desmemoriados como nosotros. La Primera Guerra del Golfo la percibimos como algo lejano, que sólo ocurría ahí. Pero la Segunda Guerra del Golfo tuvo que ver con la crisis de 2001-2016, más grave que la del 1927 y que afectó a todo el planeta, incluidos los E.U.A.. Lo curioso es que quien mantuvo el discurso más agresivo no fue Jeb Bush, sino Donald Trump y los candidatos de apellidos latinos. Sobra decir que Hilary Clinton y Bernie Sanders gozan de toda mi más buena vibra. Me parece que son políticos más sensatos y modernos. Ojalá y gane alguno de los dos.
Hablando de la Segunda Guerra del Golfo y de la crisis del 2001al 2016 (o más, aún no se le ve fin), el PAN tampoco entendió las lecciones de la Historia ni mucho menos el PRI. El PAN tuvo la oportunidad de hacer un cambio positivo en México durante los 12 años en que tuvo la presidencia. Pero, en el sexenio de Felipe Calderón, los mexicanos clamábamos ¡Que regrese el PRI! Porque el mandato del PAN era un desastre y la otra oposición no se veía que pudiese tomar el poder y cambiar el rumbo. El PRI regresó. En Veracruz, tras un mandato generoso a cargo de Fidel Herrera Beltrán durante los primeros tres años de su mandato, los veracruzanos decidieron darle mayoría en el Congreso. Los priístas no entendieron que se les daba una oportunidad de corregir el rumbo y limpiar su historial. Que era una oportunidad para servir al pueblo y a la nación. En especial, en la actual administración, pensaron que se les dió carta blanca para saquear las arcas del estado veracruzano.
El actual precandidato a la gubernatura de Veracruz, Héctor Yunes Landa anda exigiendo castigar a los saqueadores de Veracruz, a frenar la corrupción, venga de donde venga. ¿Y qué otra cosa podría decir? ¿Qué va a darle continuidad a la política del actual? Es como Luis Donaldo Colosio: para ganar tenía que deslindarse de todo lo negro de su antecesor. Yo pensé que los discursos de Colosio eran una estrategia; hasta que, tras el famoso discurso en el monumento a La Revolución, fue asesinado en Lomas Taurinas. Espero que no le suceda lo mismo a Héctor Yunes. Y que, de ser elegido como Gobernador, cumpla con su palabra.
Tal vez ahora no sea necesario su sacrificio, toda vez que los priístas tienen mayoría en el Congreso. Pueden estar tranquilos y decir que "en Veracruz no pasa nada", que es "falsa la afirmación de la supuesta quiebra del IPE", que "no es el auditor general de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) quien debe salir a decir que ojalá un funcionario vaya a la cárcel". Y, en consecuencia, que le respondan a este auditor, así como a la OPLE, a la Universidad Veracruzana, a los jubilados del IPE, etc., etc., con un "extrañamiento". Faltaba más ¿Cómo se atreven a dudar de la honorabilidad de la actual administración? Ya están buscando la manera de sancionarlo por sus "irresponsables declaraciones ante un medio de comunicación, en el sentido de que funcionarios de Veracruz vayan a la cárcel como resultado del Informe de la Cuenta Pública del 2014" (y del 2011, 2012, 2013, 2015 y 2016).
Seguramente el que haya desvíos de $35000421.7 millones de pesos "no tiene interés jurídico" y es irresponsable mancillar la buena imagen de una administración impecable. Tampoco tiene interés jurídico que el Estado esté económicamente paralizado y sumergido en un pantano de inseguridad, donde la muerte de los periodistas críticos es el pan nuestro de todos los días. Pero no sólo se mueren los periodistas: cualquier cristiano que ande de vacaciones por acá corre el riesgo de ser levantado por la policía y reaparecer hecho pedazos. (Ver caso Tierra Blanca).
Tampoco tiene interés jurídico la desaparición de 2076 millones de pesos de la Universidad Veracruzana, cantidad cuya ausencia la tiene al borde del colapso. Y, sobre todo, para la actual administración es de mal gusto que las personas vivan más de sesenta años y se jubilen. Razón por la cual también carece de interés jurídico que el IPE tenga un déficit de al menos seis mil millones de pesos.
Bueno, depende del punto de vista, pues si se trata de desaparecer el boquete financiero dejando a los trabajadores en activo y a los jubilados y pensionados sin el fruto de lo que trabajaron durante más de treinta años, entonces sí hay interés jurídico:
No conforme con los reveses que le propinó la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que le derogó cuatro artículos a la Ley 287,  j d D o (lo tengo que escribir así, para que los bots no me filtren) ha enviado otra propuesta al Congreso del Estado,  a fin de derogar algunos artículos de esta ley, con idea de desaparecer las pensiones de los trabajadores en servicio y también de los ya jubilados. En pocas palabras, lo que quiere este infame sujeto es desaparecer al IPE lisa y llanamente. Y simular que paga lo que debe entregando tres o cuatro elefantes blancos: el Acuario de Veracruz, el estadio de Futbol Pirata Fuente (el Veracruz acaba de ser goleado 5-1 por el Monterrey), el Estadio de Beisbol "Beto Ávila" y alguna otra empresa en quiebra. Todos estos edificios son para el entretenimiento; y, gracias a la actual administración, la industria del entretenimiento también está en bancarrota en Veracruz. ¿De qué le servirán a los jubilados del IPE los seis o siete pingüinos rostizados del Acuario de Veracruz? Porque, administrado por los directivos del IPE, así acabarán los pingüinitos. Ya lo señalé en una entrada anterior de este blog ¿A quién se le ocurre traer pingüinos a Veracruz? ¿Porqué no mejor en el desierto del Altar? Y por el estilo sería la entrega del Estadio Pirata Fuente, la sede de los Tiburones Rojos del Veracruz. Sin ánimo de ofender a los atletas de este equipo que se esfuerzan heróicamente día a día en la cancha, la verdad es que el equipo jarocho a cada rato se anda jugando el pase a la división de ascenso. Sólo una vez fue un equipo que llenara de orgullo a los veracruzanos, cuando lo dirigía El Piojo Herrera. Pero los fraudes ocurridos durante el periodo de un tal Herrerías, volvieron todo a la normalidad. ¿Fraudes en Veracruz? ¿A poco? Yo nunca había oído hablar de eso.
 Los veracruzanos tiene que escoger entre comer y pagar sus cuantiosas deudas, o ir a entretenerse. Además, la gente de otros lugares del mundo arriesga su vida al viajar por las carreteras de nuestro Estado. No sólo por los baches y su mal mantenimiento, sino por el riesgo a ser levantados por la autoridad policiaca y entregados a delincuentes que los destazarán. ¿Para qué? ¿Acaso para hacer tráfico de órganos? Claro que ya la autoridad competente desestimó el cementerio clandestino cercano a Tierra Blanca donde aparecieron más de 500 cadáveres humanos. Por esta razón, el turismo tampoco puede considerarse como una fuente de ingresos para Veracruz.
Pero eso si ¡El PRI ganará pese a quien le pese! (Aunque sea al 90% de los veracruzanos) "Y ganará 'sin trampa'" ¿En serio?
https://www.youtube.com/watch?v=hytsTAID2hA

No hay comentarios:

Publicar un comentario