Translate

Páginas vistas en total

lunes, 24 de noviembre de 2014

El olor del dolor

Aunque diga lo contrario, no soy indiferente a lo que sucede en mi país. Lo que pasa es que soy de la generación que vivió el 2 de octubre de 1968 y estoy acostumbrado a que en este país "no pasa nada", a que la montaña tiemble nada más para parir un ratón. Tampoco soy poeta, pero me atreví ayer a hacer uno. Total, ahora para escribir poesía hay que procurar que cada verso tenga un ritmo diferente a los demás y que no tengan asonancias o rimas. En eso fallé, pues no pude evitar ciertas asonancias y un cierto ritmo. Soy músico, a pesar de todo. Tampoco logré una métrica y rima clásica. Lo que me importa es el contenido. Ahí les va:

Ayotiznapa.
El olor de la corrupción,
El olor del horror.
De la muerte.
Miseria del alma,
Miseria del cuerpo.
Agonía de mi país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario