Translate

Páginas vistas en total

jueves, 17 de marzo de 2016

Consejos para los políticos

La política y el ajedrez tienen varias cosas en común: tienen un aspecto competitivo, donde entran en juego planes estratégicos, golpes tácticos y manipulaciones psicológicas. En el ajedrez, puedo afirmar que hay tres o cuatro tipos de jugadas: 1) la jugada normal, es decir, la maniobra basada en la lógica, sin que haya errores ni soluciones mágicas a la situación; 2) la combinación, donde un jugador hace una jugada aparentemente mala, pero que en realidad es un sacrificio que el otro no puede negar y al aceptarlo, pierde; 3) La estafa: una jugada mala aparentemente buena que, si el otro se la traga, queda arruinado. Pero si no, el que queda mal es el que la hizo; 4) el error simple, el blunder, la jugada en la que el emisor, a los pocos segundos de haberla hecho se arrepiente y dice "chin, la cagué".
Se podría decir que en los casos 2 y 3 hay una dosis de engaño. Pero el engaño verdadero únicamente corresponde al caso 3, porque el dos es forzado. Es una situación engañosa de la cual la víctima no se puede zafar, en tanto que de la estafa, si es cauteloso, si puede hacerlo e incluso quedar con ventaja.
Esto lo sabíamos los jugadores de ajedrez xalapeños ochenteros que jugábamos en el desaparecido restaurante Terraza Jardín. La diferencia entre jugar en un torneo formal y de hacerlo en un café, es que en el primero las reglas son más estrictas: hay que guardar silencio, desactivar los celulares, no se aceptan "hadas madrinas" (comentaristas en voz alta), en tanto que en el café ocurre todo lo contrario: no sólo hay hadas madrinas, sino que del radio de la sede sale una música bastante sonora, que las hadas madrinas y los mismos jugadores pueden incorporar a la contienda, como arma psicológica o como simple burla
Tal era el caso de la canción del grupo Pandora: https://www.youtube.com/watch?v=mFN0Rn7kewU
"Qué sorpresas da la vida... te encontré más flaco (estás jodido, pero te lo sacaste por tratar de engañarme)" y, sobre todo, el estribillio "vive feliz, sin engañar". Cuando algún jugador intentaba una jugada del tipo 3 y el otro no se la tragaba, era el momento de cantarle "¿Cómo te va mi amor?" Si, ya sé. Ésto suena como a choteo y eso es. Es un tipo de burla muy a la veracruzana. A menudo, a continuación seguía: https://www.youtube.com/watch?v=aT94iaLHUUE, porque la reina del adversario había tenido "una noche loca" (o sea, se la habíamos capturado y pasó la noche de copas con nosotros).
En resumen, la jugada del tipo tres es arriesgada, técnicamente, es muy parecida al blunder. Pero a muchos políticos les encanta, porque hay mucha gente boba que se las traga. Pero a algunos les sale caro. En estas elecciones, Donald Trump ha suaviado su discurso xenofóbico y antimexicano. Siguiendo la técnica arriba descrita, le corresponde la canción: https://www.youtube.com/watch?v=r_BHyGCzyMg, y lo mismo se puede aplicar a otros políticos locales que han prometido meter a la cárcel a ciertos tipos que realmente sí se la merecen, pero que, a última hora, cambiaron el discurso, dando un giro de 180ª.

No hay comentarios:

Publicar un comentario